• Creación de Áreas Naturales Protegidas a lo largo del Tren Maya.


    La conservación ambiental va de la mano con la construcción y operación del Tren Maya, es por ello que a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales se ha impulsado la creación y fortalecimiento de Áreas Naturales Protegidas como una herramienta de conservación para el bienestar de las personas que habitan en el sureste del país.

    El trayecto del Tren Maya permitirá descubrir toda la belleza natural y cultural que existe en la península de Yucatán, así como los servicios ambientales que prestan estos espacios, lo maravilloso de su gastronomía y la grandeza de su historia y de su gente.





    Áreas Naturales Protegidas Federales de reciente creación:



    Reserva de la Biosfera Wanha´, Tabasco, 38,255 hectáreas.



    Wanha’, que significa en maya Wan, codorniz; y ha’ agua o río: “El Río de las Codornices”, se ubica en los municipios de Balancán y Tenosique. Es una zona de gran riqueza natural y cultural que destaca por sus manglares únicos en el mundo debido a su altitud, lejanía de la costa marina y ser de agua dulce. Alberga selvas que son el hábitat de más de 892 especies de flora y fauna, con una alta diversidad de aves acuáticas en los sitios conocidos como El Santuario de las Garzas y la Laguna Ensenada Grande.


    Área de Protección de Flora y Fauna Jaguar, Tulum, 2,249.71 hectáreas.



    La APFF Jaguar protege y conserva diversos hábitats cuyo equilibrio y preservación son fundamentales para las especies de flora y fauna nativa, entre las cuales se encuentran los polinizadores, cuya función ecológica es indispensable para la continuidad evolutiva de las comunidades vegetales del área, además de fortalecer el diseño y articulación de acciones que promuevan la conectividad entre áreas naturales protegidas y otros sitios con poblaciones de jaguar.

    Por su importancia biológica y cultural destaca la conservación del jaguar (Panthera onca), símbolo sagrado de las culturas mesoamericanas y especie emblema de esta APFF. Este felino es el depredador de mayor talla y desempeña un papel primordial. Su protección y conservación beneficia a muchas otras especies de plantas y animales, por lo que se le considera clave.



    Área de Protección de Flora y Fauna Balam-Kin, Campeche, 115,658 hectáreas.

    Reserva de la Biósfera Balam-Kú, Campeche, 463,442 hectáreas.



    Balam-Kin y Balam-Kú eran áreas de carácter estatal que pasaron a la administración de la federación y junto con la Reserva de la Biosfera Calakmul forman la Región Gran Calakmul.

    Gran Calakmul se constituye también por veinte Áreas Destinadas Voluntariamente a la Conservación (ADVC), que gracias a la valiosa participación de ejidos y comunidades se han certificado 55,956 hectáreas para conservar el hábitat del jaguar (Panthera onca) en el Corredor Biológico del Jaguar Báalam-Beh, conectando esta región con el Área de Protección de Flora y Fauna Laguna de Términos.

    La Región Gran Calakmul suma 1.5 millones de hectáreas que, junto con las Áreas Naturales Protegidas colindantes de Guatemala y Belice, integran la Gran Selva Maya, la segunda reserva de selva tropical más grande de América después del Amazonas.

    • Área de Protección de Flora y Fauna Playa Delfines, Quintana Roo, 5 hectáreas

    • Área de Protección de Flora y Fauna Jacinto Pat, Quintana Roo, 17 hectáreas

    • Área de Protección de Flora y Fauna San Buenaventura, Quintana Roo, 38 hectáreas

    • Área de Protección de Flora y Fauna, Cenote Aerolito, Quintana Roo, 10 hectáreas

    Se trata de terrenos que estaban en posesión del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y que mediante decreto presidencial fueron donados a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

    En estas áreas habitan especies de flora y fauna representativas de la biodiversidad de México, algunas endémicas, amenazadas o en peligro de extinción, por lo que era necesaria su protección para lograr su conservación biológica.

    La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas es la encargada de cuidar y salvaguardar estos espacios de conservación y trabajar de la mano con las comunidades que los habitan para su aprovechamiento sustentable con base en el programa de manejo diseñado para cada lugar.

    En el caso de Playa Delfines se asegurara una ventana al mar y el uso goce y disfrute de una de las más hermosas playas del Caribe Mexicano, reconocida nacional e internacionalmente.

    Información y fotografías cortesía de SEMARNAT.

Galería